JM News Portal - шаблон joomla Продвижение

Una buena cámara, funcionamiento rápido, que la batería dure todo el día y que no sea tan costoso son las características que la mayoría de usuarios buscan al momento de comprar un teléfono celular.

 

Sin embargo, las constantes actualizaciones de los sistemas operativos móviles que dominan el mercado mundial (Android e iOS) y de las aplicaciones de redes sociales como WhatsApp y Facebook obligan a los consumidores a fijarse en detalles como el procesador de los celulares para que los teléfonos que compren puedan funcionar sin problemas dos o tres años, sostienen expertos.

 

Los smartphones considerados de gama media y alta son los más idóneos, asegura Héctor Marcillo, especialista en tecnología. “Estos modelos no quedan obsoletos tan rápidamente como los de gama baja. La diferencia es el precio, uno de gama baja puede costar menos a corto plazo, pero debido a las actualizaciones constantes no podrá soportar ciertas aplicaciones que actualmente son importantes”, dice.

 

 

El experto indica que lo óptimo es adquirir celulares con un procesador que tenga un chip de cuatro núcleos con una frecuencia de 1,2 GHz. “En la actualidad hay varios equipos de gama media que están muy bien equipados en este sentido y cuyos valores oscilan entre los $ 300 y $ 400. Además, siempre está la posibilidad de adquirir los modelos sujetos a uno de los planes de las diferentes operadoras que hay en el país en cuotas”, añade.

 

Otro de los pilares fundamentales es la memoria. Se deben buscar dispositivos que al menos cuenten con 2 gigabytes (GB) de almacenamiento RAM. Según Marcillo, la cantidad de memoria ideal para un dispositivo Android es 4 GB.

 

“Con la manera en la que el sistema Android trabaja y se actualiza, más memoria RAM siempre será bueno. En cambio, iOS es una plataforma en la que las aplicaciones concurrentes están mucho más controladas y no hace falta tanta memoria. Cuanto más simple y parecido sea al sistema original de Google será mejor”, dice Marcillo.

 

Además aconseja buscar equipos que tengan, entre 16 o 32 GB de memoria interna y que cuenten con la posibilidad de añadir microtarjetas para ampliar la capacidad.

 

La calidad de las imágenes que pueda captar y reproducir el dispositivo también es importante, ya que los contenidos que actualmente se manejan son de alta definición y seguirán mejorando. El móvil debe tomar fotos y grabar al menos en formato Full HD.

 

Si bien los megapíxeles de la cámara son importantes, hay que tomar en cuenta la apertura focal de la misma para que nos permita realizar buenas tomas con poca iluminación.

 

En la batería, según el experto, los fabricantes cada vez diseñan dispositivos con carga rápida y que duren más.

 

El sistema de carga debe tener al menos 3.000 amperios por hora, esto nos permitirá tener batería todo el día con un uso moderado. Pero si el usuario es muy exigente y quiere jugar, ver series y navegar en redes sociales todo el tiempo es mejor una batería que se acerque a los 3.500 amperios.

 

Marcillo sostiene que un teléfono debería cambiarse cada dos o tres años, ya que las actualizaciones de aplicaciones y sistemas operativos se seguirán realizando. “Los usuarios somos más exigentes, pedimos que las aplicaciones y teléfonos tengan más funciones y deben renovar siempre”, añade.

 

3 años

Es el tiempo máximo recomendado para cambiar un celular. Se aconseja los de gama media y alta.