Imprimir
Categoría de nivel principal o raíz: Noticias
Categoría: Negocios
Visto: 3180

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El director ejecutivo de Apple, Tim Cook, ha declarado que la compañía podría bajar el precio del iPhone en algunos países.

 

Es una de las soluciones que la compañía se plantea para hacer frente a un fenómeno del que algunos analistas llevan tiempo advirtiendo: las ventas del iPhone están cayendo en picada.

 

Los últimos resultados económicos del último trimestre, anunciados este martes, muestran que los ingresos provenientes de los smartphones de Apple cayeron un 15% con respecto al año pasado.

 

Es la primera vez que se reducen tanto los beneficios que la empresa obtiene a través del iPhone desde que este dispositivo salió al mercado, hace más de una década.

 

Por qué el nuevo iPhone X de Apple no es tan revolucionario como parece (y qué teléfonos alternativos cuestan menos dinero)

 

La historia secreta detrás de la creación del primer iPhone a 10 años de su lanzamiento

En total, los ingresos de la firma cayeron un 5% respecto al año pasado y se cifran en US$84.300 millones. Es la primera caída trimestral de la empresa desde 2016.

 

Apple ya esperaba esa caída, por eso hizo una advertencia a sus inversores a principios de este mes en la que culpaba a China: "No supimos prever la magnitud de la desaceleración económica, sobre todo en China", dijo Cook a principios de este mes.

"Fortaleza"

Los miedos se intensificaron cuando la firma dijo que dejaría de reportar el número de iPhones, iPads y Macs vendidos cada trimestre.

 

Sin embargo, las acciones de Apple subieron el martes más del 4% durante el llamado after-hour trading (órdenes enviadas después del cierre y que se ejecutan al día siguiente), lo cual prueba que la firma resistió más de lo esperado.

 

Las ventas trimestrales cayeron más del 25% con respecto al año pasado en la región de China, en la que Apple incluye zonas como Hong Kong y Taiwán.

 

En Europa, esa cifra fue el 3%,

 

Pero en Estados Unidos la firma se mantiene fuerte: sus ventas ascendieron casi un 5%. Por eso, una bajada de precios del iPhone no afectaría a esa región.

 

Los ingresos de otros servicios también aumentaron un 19%, sumando un récord de US$10.900 millones en ese trimestre, que acabó el 31 de diciembre.

 

Cook dijo que tiene confianza en la empresa, remarcando ventas fuertes en iPad, Macs y servicios como Apple Pay.

 

"Aunque fue decepcionante perder nuestras estimaciones de ventas, gestionamos Apple a largo plazo y los resultados de este trimestre demuestran que la fortaleza de nuestro negocio es profunda y amplia", declaró.