Empresas

“Construyamos Juntos” nuevo sistema de crédito hipotecario que reactivará el sector de la construcción

Preocupados por el creciente déficit habitacional que bordea las 500.000 unidades, y la tasa de
desempleo existente en el país, varios actores de la construcción, nos reunimos para buscar
alternativas que permitan sacar adelante al sector de la construcción.

La importancia del sector de la construcción, radica en su capacidad de generar empleo de
manera inmediata, por cada 40 metros cuadrados de construcción, se crea un empleo directo
por 18 meses, y si tomamos en cuenta empleo directo e indirecto, por cada 20 metros
cuadrados de construcción, se genera un empleo por 18 meses.

Uno de los principales problemas que existen en el negocio inmobiliario ecuatoriano es la falta
de crédito a constructores. La situación actual implica que el constructor logre obtener una
línea de crédito alta, misma que encarece el proyecto y por tanto el precio de las viviendas se
incrementa. Adicionalmente, existen otros problemas, los proyectos se alargan entre 6 y 8
meses luego de concluidos que los créditos hipotecarios se ejecuten al 100%. Otro
inconveniente es que los créditos de los clientes se hacen al final y durante el transcurso
muchas personas dejan de ser sujetos de crédito por sobre endeudamiento y finalmente al
existir proyectos que no usan fideicomisos, pueden llegar a ser fallidos

En el Ecuador se inicia el proyecto “Construyamos Juntos”, basado en el modelo Bien Futuro
que se aplica en Perú y que ha cambiado de manera radical al sector de la construcción,
multiplicando las operaciones hipotecarias casi por 6:

 Todos los proyectos deben contar con fideicomiso en el cual el banco es parte de la
junta.
 Los créditos a clientes se califican y garantizan desde el primer día.
 Los desembolsos parciales que se hacen por avance de obra van a una cuenta del
fideicomiso una vez aprobado el informe de avalúo y fiscalización para ser invertidos en
la construcción.
 Al existir certeza de flujo económico, los tiempos de construcción son más fáciles de
cumplir.
 Una vez concluidas las obras, las viviendas son entregadas a los clientes de manera
inmediata.
 El constructor puede hacer proyectos más grandes porque ya no depende 100% de su
capacidad de endeudamiento.
Diferencias entre el crédito “Construyamos Juntos” y el crédito tradicional.-
El cliente que tome crédito “Construyamos Juntos”, pagará únicamente el valor de la entrada
durante la construcción del proyecto, el crédito lo toma desde el día que se declara punto de
equilibrio, y los desembolsos parciales que se hacen por avance de obra, irán a la cuenta del
fideicomiso. Sin embargo, los intereses que por ese crédito se generen, los asumirá la
constructora, de tal forma que el cliente empiece a pagar al banco, en el momento que recibe
efectivamente la propiedad.

El cliente que tome crédito tradicional, debe cancelar la entrada a lo largo de la construcción,
pero el precio de venta será sin descuento, adicionalmente, deberá

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
× ¿Cómo puedo ayudarte?