Internacionales

EE.UU. quiere llegar a 160 millones de vacunados con dos dosis hasta el 4 de julio

Por motivo de celebración del Día de la Independencia, también esperan inocular a unos 230 millones de estadounidenses con al menos una dosis.

Estados Unidos se marcó el objetivo de lograr la vacunación completa de 160 millones de ciudadanos antes del 4 de julio de 2021, fecha en la que celebra su Día de la Independencia.

Además, espera que el 70% de los adultos del país -unos 230 millones- hayan recibido para entonces al menos una dosis.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, tenía previsto anunciar este 4 de mayo dicho compromiso, así como un aumento de los esfuerzos y la inversión pública para lograr que la vacuna llegue con más facilidad a las zonas rurales, intensificando las campañas informativas que lleven a los más reacios a inocularse.

El Gobierno estadounidense prefiere no hablar de inmunidad de rebaño al prometer estas metas, pero entiende que alcanzarlas supondrá “empezar a acercarse a la normalidad”, según subrayaron altos funcionarios gubernamentales.

Vacuna para menores, cada vez más cerca

Por otro lado, en cuanto la Administración Federal de Fármacos y Alimentos (FDA, en inglés) lo autorice, como se espera en los próximos días, Biden instará a los estados a vacunar con celeridad a los adolescentes de entre 12 y 15 años, para que tengan una dosis al menos antes del 4 de julio y estén completamente inmunizados para la vuelta a clase en otoño.

En este momento, según los datos del Gobierno estadounidense, ya hay 105 millones de estadounidenses (el 31%) completamente vacunados y 147 millones (el 56%) han recibido al menos una dosis.

El amplio ritmo de vacunación ha contribuido a la fuerte bajada de casos, hospitalizaciones y muertes por coronavirus, sobre todo entre las personas mayores. Los decesos en este último grupo han bajado el 80%, desde enero de 2021.

Los esfuerzos se duplican

En esta nueva fase, el Gobierno redoblará sus esfuerzos en extender la vacunación por las zonas rurales y en convencer a los que aún no se han decidido, para que acaben inmunizándose.

Así, según explicaron desde la Casa Blanca, se ordenará a la red de farmacias, unas 40.000, que vacunen ya sin cita previa y se anime a los estados a que permitan también la administración de la vacuna sin cita en los sitios que tengan habilitados.

Biden tiene previsto anunciar una partida de 250 millones de dólares para comunidades y organizaciones locales con el fin de que asesoren sobre la necesidad de vacunarse y mejoren el acceso a las dosis para los grupos de más riesgo o los más reticentes, así como para ayudar con las citas o asistir en el transporte a quien lo necesite. (EFE)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba