Farándula

Fue a entregar un pedido sin saber que era en la casa de Lionel Messi

Juan Pablo, un joven que trabaja como repartidor en la ciudad de Funes, Argentina, tuvo la suerte de llevar tras docenas de churros a una casa de un conjunto privado sin saber quién sería la persona que recibiera el domicilio.

El joven, de 21 años de edad, relata que cuando vio la ubicación del pedido, pensó que no quería ir porque “en las urbanizaciones privadas te hacen perder tiempo en la entrada”, pero como no tuvo otra opción se lanzó en carrera para alá.

Cuando llegó al lugar, en la garita le dijeron que tenía suerte y le preguntaron: “¿sabes quién está en esa casa? El campeón”. Juan pablo creyó que le estaban jugando una broma, pero cuando llegó a la vivienda, luego de haber dejado su documento de identidad, vio que del otro lado de la puerta estaba, nada más y nada menos que, un amigo de Lionel Messi.

“Lo cuento y todavía estoy temblando”, dijo Juan Pablo. “Temblaba, tenía un nudo en la garganta y la voz quebrada. Atrás estaba Antonela (Roccuzzo) y el nene (por uno de los tres hijos de la pareja). Y yo saludé, no sé si era él, pero levanté la mano por las dudas”, agregó.

El joven repartidor no reveló cuánto le dieron de propina, pero dijo que se hubiera conformado con una foto con Messi.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
× ¿Cómo puedo ayudarte?