Deportes

Las Olimpiadas de Tokio tendrán una fuerte presencia femenina

Los Juegos Olímpicos serán los primeros con una casi paridad de género tanto en la participación como en la transmisión de competencias.

Los Juegos Olímpicos de Tokio, cuyo arranque oficial está previsto este viernes, tienen varias particularidades. Una es que serán las primeras olimpíadas que se disputen sin público. Esto debido a la pandemia del coronavirus.

Y la otra es la presencia femenina tanto cuantitativa como cualitativa. En el primer caso, los de Tokio serán los primeros juegos en los que exista una casi total paridad de género. El 49% de los deportistas clasificados son de sexo femenino.

Un ejemplo de ello es la delegación estadounidense. Por tercera vez consecutiva, las mujeres atletas que conforman el equipo olímpico de Estados Unidos supera a los hombres y, además, establece un nuevo récord en la historia de la competición.

Nada menos que 329 mujeres atletas estadounidenses han conseguido su derecho a estar en Tokio 2020, frente a los 284 hombres que lo lograron. Esa cantidad rompe el récord de mujeres que representan a una nación en una sola Olimpiada, que también tenía Estados Unidos con sus 291 representantes femeninas en los Juegos de Río 2016.

Más allá de los números

Pero el empoderamiento femenino va más allá del hecho numérico. En cuanto a las transmisiones de las competencias se asegurará una visibilidad igualitaria entre los eventos femeninos y los masculinos. Además, habrá nueve eventos mixtos más que en Río 2016, lo que los eleva a un total de 18.

Adicionalmente a las transmisiones oficiales, el Comité Olímpico Internacional (COI) y ONU Mujeres crearon una guía para lograr que los medios de comunicación realicen una cobertura equilibrada y alejada de los estereotipos machistas.

Lisa Sol Mirano, coordinadora del proyecto ‘Una Victoria lleva a la Otra’ y coautora de la guía, señala que se busca que los medios transmitan y reproduzcan información equilibrada en cuanto a género; pide, además, que se abandone la idea de que al público no le interesan las competencias femeninas.

La activista impulsa, también, la propuesta de que la cobertura de competencias y deportistas de sexo femenino se aleje del machismo y el paternalismo. Impulsa que se juzgue exclusivamente el desempeño deportivo de las atletas y que se dejen de lado consideraciones respecto al físico de las competidoras, por ejemplo.

Así mismo, Sol Mirano pide alejarse del uso de clichés mentales como disculpar fallas por atribuirlas a las mujeres. O usar lenguaje comparativo que termina disminuyendo a las deportistas; cita como ejemplo el llamar a una futbolista “la Messi” o “la Neymar” de tal país.

Adicionalmente, la coordinadora de ‘Una Victoria lleva a la Otra’ plantea que se incremente el número de reporteras en las coberturas y que estas tengan presencia activa y no como decoración.

Retos difíciles en un campo en el que se ha avanzado significativamente en la paridad, pero en el que aún queda camino por recorrer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba