Mundo

Trump pensó en eliminar a Maduro

El exsecretario de Defensa Mark Esper revela en un libro que Donald Trump planteó la posibilidad al líder opositor Juan Guaidó durante una reunión en Washington.

Redacción WASHINGTON

El exsecretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, revela en un libro que el expresidente Donald Trump puso sobre la mesa el 5 de febrero de 2020 la posibilidad de que fuerzas militares estadounidenses se «deshicieran» del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Trump planteó la oferta a los dirigentes opositores Juan Guaidó, Julio Borges, Carlos Vecchio y Mauricio Claver-Carone, quienes se reunieron con el mandatario estadounidense en la Casa Blanca.

«¿Qué pasaría si el Ejército estadounidense bajara y se deshiciera de Maduro?», planteó Trump, según la versión de Esper, que señala en su libro ‘Un juramento sagrado’: «creo que estaba poniendo a prueba a Guaidó«.

Guaidó respondió entonces: «por supuesto, nosotros siempre daremos la bienvenida a la ayuda de Estados Unidos«. Esper planteó entonces si los venezolanos estarían dispuestos a «organizarse, formarse y combatir» porque «el Ejército estadounidense tiene experiencia en formar a fuerzas extranjeras». «Sí, lo estarín», respondió Guaidó, aunque Esper considera que «no sonó muy seguro».

Los asistentes consideraron que la invasión militar directa de Estados Unidos era preferible porque una invasión desde Colombia «sería complicada«. «Como le dije sarcásticamente al presidente antes de la reunión, estoy seguro de que la oposición venezolana ‘lucharía hasta el último estadounidense’ si así se lo ofrecíamos», apunta Esper.

Desdén de Trump por Guaidó

Trump despreció a Guaidó porque fueron a pedir «que soldados de Estados Unidos invadieran su país mientras Maduro luchaba contra la invasión», en referencia a la conocida como Operación Gedeón, apunta Esper. «Es por eso que Trump siempre pensó que Guaidó era ‘débil’, incapaz de sustituir al Presidente Maduro, a quien veía como «fuerte».

Guaidó, Borges y Vecchio alegaron: «sería más fácil y rápido sí Estados Unidos lo hiciera por nosotros». «Esper preguntó otra vez: ‘¿Sí algunos de esos venezolanos pueden ser entrenados y equipados por Estados Unidos, estarían dispuestos a combatir?’ Nunca tuvo una respuesta clara: ‘ellos me dijeron que era muy complicado y tardaría mucho tiempo’», relata Esper. (EUROPAPRESS)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba